Terapia Visual
La terapia visual ofrece, desde hace algunas décadas, métodos de corrección y compensación que los optometristas especializados hemos venido desarrollando y usando en combinación con la prescripción de otro tipo de ayudas ópticas para:
  • Prevenir la aparición de problemas en los ojos y la visión.
  • Desarrollar las capacidades visuales, con el objetivo de conseguir más eficacia en la escuela, en el trabajo, e incluso en el ocio (visión deportiva).
  • Intensificar el funcionamiento óptimo del sistema visual en las tareas que demandan un esfuerzo visual continuado.
  • Eliminar o compensar los problemas visuales cuando éstos ya se han desarrollado.

Mediante la terapia visual las personas son capaces de mejorar y desarrollar sus funciones visuales.

Más allá de las funciones visuales, la terapia visual ha demostrado ser un instrumento extraordinariamente efectivo en la ayuda a personas con problemas de distinta índole, y sobre todo, en aquellos que presentan problemas de aprendizaje relacionados con la visión.

La mayor parte de las dificultades en el aprendizaje de la lectura y la escritura se deben a un pobre desarrollo de las habilidades visuales y perceptuales.

Muchos programas experimentales realizados con miles de niños y adultos han demostrado que, cuando se estimulan las habilidades visuales, el aprendizaje se hace más fácil y mejoran los niveles de lectura.

Así mismo, los problemas de atención y concentración pueden mejorar de forma importante,cuando realizamos terapia visual y exixten dificultades en el aprendizaje, por causa de una mala habilidad visual, eliminamos las interferencias que puede estar produciendo el sistema visual, dando mas energia y oportunidad al resto de sistemas que intervienen el aprendizaje.

La terapia visual (o entrenamiento visual) es un programa de ejercicios destinados a corregir o mejorar las habilidades que el niño o adulto tiene por debajo de la media, y que afectarán directamente a su rendimiento visual.

Con la terapia visual también se consigue mejorar la visión de los ojos amblíopes (ojos vagos), reduciendo las horas de oclusión y añadiendo ejercicios visuales diseñados para mejorar las habilidades sensoriales y motoras del ojo vago.

Es muy importante ver bien, ya que debemos procesar toda la información que nos llega al cerebro a través de los ojos.

Se usa el entrenamiento visual en combinación con otras técnicas (gafas, lentes de contacto, prismas, TMR, etc.) para resolver problemas de ojo vago (ambliopía), mala coordinación binocular (insuficiencia o exceso de convergencia o divergencia), mala capacidad de enfoque, pobres movimientos oculares (los sacádicos son los que se usan en la lectura), estrabismos, mala habilidad en la percepción visual, etc.

Consiste en un programa personalizado para cada paciente, diseñado para mejorar las destrezas visuales, es decir, conseguir el máximo potencial para que el paciente pueda procesar de forma eficaz la información que le llega a través de los ojos, consiguiendo una visión nítida y confortable a cualquier distancia y en periodos largos de tiempo.

 

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com